Liturgia de las horas

La Liturgia de las Horas (latín: Liturgia Horarum) u Office Divino (latín: Officium Divinum) es el juego oficial de rezos diarios prescribidos por la Iglesia Católica para ser recitada a las horas canónicas por el clero, pedidos religiosos y laicado. La Liturgia de las Horas consiste principalmente en salmos complementados por himnos y lecturas. Juntos con la misa, constituye la vida del rezo pública oficial de la iglesia. Sobre la ordenación a Diaconate, la recitación diaria de la Liturgia de las Horas se hace una obligación canónica. La Liturgia de las Horas también forma la base de rezo dentro del monacato cristiano.

La Liturgia de las Horas, junto con la eucaristía, ha formado la parte de la adoración pública de la Iglesia Católica a partir de los tiempos más tempranos. Los cristianos tanto de tradiciones del Este como de Occidentales (incluso el Ortodoxo Ortodoxo, Oriental católico, del Este, anglicano e iglesias Luteranas) celebran la Liturgia de las Horas bajo varios nombres. Dentro del catolicismo, la Liturgia de las Horas se contiene dentro del Breviario romano. En griego los servicios correspondientes se encuentran en (Horologion), significando el Libro de Horas. Dentro del Anglicanismo, la Liturgia de las Horas se contiene dentro del libro del Rezo Diario de Adoración Común y Libro de Oración Común, así como en el Breviario anglicano. Dentro del Luteranismo, se contiene dentro de los libros litúrgicos usados por los sínodos individuales, como Adoración Luterana, el Libro del Servicio Luterano y Adoración Luterana Evangélica. Otros nombres para la Liturgia de las Horas dentro del Rito latino incluyen el Office Divino, el Office Diurno y Nocturno, Office Eclesiástico, Cursus ecclesiasticus, o simplemente cursus.

Orígenes

Los cristianos tempranos siguieron la práctica judía de recitar rezos a ciertas horas del día o noche. En los Salmos se encuentran expresiones como "por la mañana le ofrezco mi rezo"; "En la medianoche me levantaré y gracias"; "Tarde, mañana y en el mediodía gritaré y me lamentaré"; "Siete veces por día le elogio". Los Apóstoles observaron la costumbre judía del rezo a la tercera, sexta y novena hora y en la medianoche (las Leyes 10:3, 9; 16:25; etc.). El rezo cristiano de ese tiempo consistió en casi los mismos elementos que el judío: el decreto o el canto de salmos, la lectura del Antiguo testamento, al cual eran lecturas pronto añadidas de los Evangelios, Acciones, y epístolas y cánticos como Gloria en Excelsis Deo. Taylor Marshall ha demostrado cómo estos ciclos cristianos del rezo diario se derivaron de la aduana judía del rezo. Otros elementos se añadieron más tarde en el curso de los siglos.

Horas canónicas

Breviario romano tradicional

Hacia el final del 5to siglo la Liturgia de las Horas se formó de siete oficinas. De estos siete, parece que Compline ha sido el último para aparecer porque el 4to siglo Constituciones Apostólicas VIII iv 34 no lo mencionan en el exhortación "Ofrece sus rezos por la mañana, a la tercera hora, el sexto, el noveno, la tarde, y en el cacarear al gallo". Una octava oficina, Principal, fue añadida por Benedict de Nursia en el 6to siglo. Estos ocho son conocidos por los nombres siguientes:

El santo Benedict de Nursia (c. 480 – 543) se atribuye haber dado esta organización a la Liturgia de las Horas. Sin embargo, su esquema se tomó de esto descrito por John Cassian, con sus dos trabajos espirituales principales, los Institutos y las Conferencias, en las cuales describió las prácticas monásticas de los Padres del Desierto de Egipto.

Liturgia de las horas de Paul VI

Después del Segundo Consejo de Vaticano, Pope Paul VI promulgó un nuevo Breviario romano, comúnmente referido como "Liturgia de las Horas." La estructura de las oficinas, la distribución de salmos y los propios rezos se modificaron. Principal se suprimió completamente. En resumen la carga se disminuyó. Las horas "principales" y "menores" se definieron:

Todas las horas, incluso las horas menores, comienzan con el versicle de Ps 69 (70) v. 2 (como hacen todas las oficinas en el Breviario tradicional excepto Matins y Compline):" V. Deus en adjutorium meum intende. El anuncio de R. Domine adjuvandum mí festina" (Dios viene a mi ayuda, Señor se da prisa de ayudarme), seguido del doxology. El verso se omite si la hora comienza con Invitatory (Alabanzas u Office de la Lectura). El Invitatory es la introducción a la primera hora dijo durante el día corriente, si esto ser el Office de Lecturas u Oración matinal. La apertura es seguida de un himno. El himno es seguido de la salmodia. La salmodia es seguida de una lectura de la escritura. La lectura se llama un capítulo (capitula) si es corto, o una lección (lectio) si es largo. La lectura es seguida de un versicle. La hora es cerrada por una oración seguida de una conclusión versicle. Otros componentes se incluyen según el tipo exacto de la hora celebrada. En cada oficina, los salmos y el cántico son enmarcados por antífonas, y cada uno concluye con doxology católico tradicional.

Horas principales

Las horas principales consisten en el Office de Lecturas, Mañana (o Alabanzas) y Rezo de la Tarde (o Vísperas).

El Office de Lecturas consiste en:

El carácter de Oración matinal es el de la alabanza; de Rezo de la Tarde, esa de acción de gracias. Ambos siguen un formato similar:

Horas menores

Las horas de día siguen un formato más simple, como una forma muy compacta del Office de Lecturas:

El rezo de noche tiene el carácter de preparar el alma para su paso a la vida eterna:

Uso

Un Invitatory precede a las horas canónicas del día que comienza con el versicle "Señor, abra mis labios. Y mi boca proclamará su alabanza" (Ps 50/51 v.17), y siguiendo con una antífona y el Salmo Invitatory, por lo general Salmo 94/95.

Todos los salmos y los cánticos son acompañados por antífonas.

A menos que Invitatory se use, cada hora comienza con el versicle "A Dios, venga a mi ayuda. Señor, dése prisa de ayudarme" (Ps 69/70 v.2), seguido de un himno. Cada Hora concluye con un rezo seguido de versicle corto y respuesta.

Los maitines o el Office de Lecturas son la hora más larga. Antes de la reforma de Pius X de Pope St, implicó la recitación de 18 salmos los domingos y 12 durante días ferial. El Papa Pius X redujo esto a 9 salmos o partes de salmos, todavía arreglados en tres "nocturns", cada juego de tres salmos seguidos de tres lecturas cortas, por lo general tres secciones consecutivas del mismo texto. La reforma del VI'S de Pope Paul redujo el número de salmos o las partes de los salmos a tres y las lecturas a dos, pero alargó éstos. En fiestas Te Deum se canta o se recita antes del rezo concluyente.

Después de la reforma de X de S. Pius, las Alabanzas se redujeron a cuatro salmos o partes de salmos y un cántico del Antiguo testamento, acabando con la costumbre de añadir los tres últimos salmos del Salterio (148-150) al final de Alabanzas cada día. El número de salmos o las partes de salmos se reducen ahora a dos, juntos con un cántico del Antiguo testamento elegido de una variedad más amplia que antes. Después de éstos hay una lectura corta y la respuesta y el canto o la recitación de Benedictus. Las vísperas tienen una estructura muy similar, que se diferencia en que Pius X asignó a ella cinco salmos (ahora reducido a 2 salmos y un cántico del Nuevo Testamento) y el Magníficat tomaron el lugar de Benedictus. Durante algunos días en el arreglo de Pius X, pero ahora siempre, allí siguen Preces o intercesiones. En el arreglo presente, el Rezo del Señor también se recita antes del rezo concluyente.

Terce, Sext y Ninguno tienen una estructura idéntica, cada uno con tres salmos o partes de salmos. Éstos son seguidos de una lectura corta de la Escritura, una vez referida como un "pequeño capítulo" (capitulum), y por un versicle y respuesta. La Letanía Menor (Kirie y Rezo del Señor) del arreglo de Pius X se ha omitido ahora.

Prime y Compline también eran de la estructura similar, aunque diferente de Terce, Sext y Ninguno.

Libros usados

En los monasterios y también en las catedrales, que fueron servidas por monjes o canones, la celebración de la Liturgia de las Horas se hizo el requerimiento más complicado no sólo un Salterio para los salmos, un leccionario para las lecturas de la Escritura, otros libros para lecturas hagiographical, un collectary para las oraciones, y también reserva, como el antiphonary y el responsoriary, para varios cánticos. Éstos eran por lo general de la talla grande, para permitir a varios monjes cantar juntos del mismo libro. Los libros más pequeños llamaron breviarios (una palabra que etimológicamente se refiere a un compendio o resumen) se desarrollaron para indicar el formato de la oficina diaria y asistir en la identificación de los textos a elegirse. Éstos se desarrollaron en libros que dieron en la forma abreviada (porque omitieron los cánticos) y en la pequeña rotulación todos los textos y esto se podría llevar viajando. El Papa Innocent III los hizo funcionario en Roman Curia, y los frailes franciscanos itinerantes adoptaron Breviarium Curiae y pronto extendieron su uso en todas partes de Europa. Antes del 14to siglo, estos breviarios contuvieron el texto entero de las horas canónicas. La invención de imprimir hizo posible producirlos en grandes números.

En su sesión final, el Consejo de Trent confió al Papa la revisión del breviario. El 9 de julio de 1568 el Papa Pius V promulgó una edición, conocida como el Breviario romano, con su Constitución Apostólica Quod un nobis, imponiéndolo del mismo modo en que impuso su Misal romano dos años más tarde y lengua de utilización muy similar a esto en el toro Quo primum con el cual promulgó el Misal, en cuanto a, por ejemplo, la fuerza perpetua de sus provisiones, la obligación de usar el texto promulgado en todos los sitios y la prohibición total de añadir u omitir algo, declarando de hecho:" Nadie quienquiera se permite cambiar esta carta o sin hacer caso aventurar a ir al contrario de este aviso de Nuestro permiso, estatuto, ordenanza, orden, precepto, subvención, indult declaración, decretará y prohibición. Si cualquiera, sin embargo, supone para realizar tal acto, debería saber que incurrirá en la ira de Dios Omnipotente y de los Apóstoles Benditos Peter y Paul." Es obvio que no tuvo la intención así de ligar a sus sucesores. El Papa Clement VIII hizo cambios que hizo obligatorio el 10 de mayo de 1602, 34 años después de la revisión de Pius V. Urbano VIII cambios adicionales hechos, incluso "una modificación profunda en el carácter de algunos himnos. Aunque algunos de ellos sin la duda adelantaran en el estilo literario, sin embargo, a la pena de muchos, también perdieron algo de su viejo encanto de simplicidad y fervor." Ya que la revisión profunda del libro del Papa Pius X ve la Reforma del Breviario romano por el Papa Pius X.

Finalmente, una nueva revisión fue hecha por Pope Paul VI con su Constitución Apostólica Laudis Canticum del 1 de noviembre de 1970.

Muchas de las rúbricas complicadas (o instrucciones) que había gobernado la recitación de la Liturgia se clarificaron, y el método actual de rezar que la oficina se hiciera más simple. Principal había sido abolido ya por el Segundo Consejo de Vaticano. De las tres Horas intermedias de Terce, Sext y Ninguno, sólo un debía ser de la obligación estricta. La recitación de los salmos (excluyendo dos Salmos imprecatory y algunos versos de otros) y un número muy aumentado de cánticos se extendió durante cuatro semanas en vez de una.

Dos ediciones típicas para celebrar la Liturgia revisada de las Horas (Liturgia Horarum) según el Rito romano han sido publicadas por Roma. La edición típica corriente para la Forma Ordinaria del Rito romano es Liturgia Horarum, editio typica altera, promulgado en 1985 (impreso entre 1985 y 1987, y reimprimido en 2000); esto usa la Biblia latina de Nova Vulgata para las lecturas, salmos y cánticos, más bien que Clementina; ha cambiado algunas lecturas y responsories según Nova Vulgata; y aseguró a Benedictus y Magníficat los domingos con tres antífonas cada uno que reflejan el ciclo de tres años de lecturas del Evangelio. Las modificaciones lloradas del Papa Urban VIII de los himnos se deshacen. El verso numberings se añade a los Salmos y las lecturas de la Escritura más largas, mientras dan a los Salmos tanto la enumeración de la Versión de los sesenta como (en paréntesis) ese del texto de Masoretic. Y los nuevos textos, tomados de Missale Romanum, se han añadido en el apéndice para bendiciones solemnes y las leyes penitenciales.

Hasta ahora, esta segunda edición típica latina sólo se ha traducido en la Liturgia de las Horas para África. La edición más temprana ha aparecido en dos traducciones inglesas, un según el título "Liturgia de las Horas", el otro como "El Office Divino'".

Obligación de recitación

En el Rito latino de la Iglesia Católica Romana, todos los obispos y otros prelados, todos los sacerdotes y todos los diáconos de transición se obligan a rezar el Office diariamente según los libros litúrgicos aprobados que se aplican a ellos. Los diáconos permanentes fuertemente se animan a hacer así; si deben hacer así o no y el grado al cual deben participar, si hacen así es posado por diócesis individuales según las pautas expuestas por la Conferencia episcopal del área. Los miembros de institutos de la vida bendita y sociedades de vida apostólica son ligados según la norma de sus constituciones como adaptado por la costumbre de los superiores de la casa en la cual residen. Todos los clérigo latinos pueden realizar legítimamente su obligación de rezar el Office usando el Breviario romano promulgado por John XXIII o el Breviario de Paul VI. Además, los institutos religiosos pueden decidir usar exclusivamente el Breviario tradicional en vez de la Liturgia de las Horas, sin la aprobación previa de la Santa Sede. Cualquiera religioso, miembros de institutos de la vida bendita y sociedades de vida apostólica que son diáconos de transición, sacerdotes u obispos, aun si su pedido tiene una política menos estricta, se obliga a decir la oficina debido a la obligación de estos ministros ordenados de hacer así. El laicado, sobre todo si se atan a pedidos religiosos como ponen oblates o se implican en ministerios de la iglesia (lector, cantor, ministro extraordinario de la Sagrada Comunión, catequistas, directores de la educación religiosos o principales escolares, servidores del altar, los que contemplan la vida religiosa o el seminario), se debería fuertemente animar a participar.

Las constituciones de algunos institutos de la vida bendita, en particular muchos fieles de monjes benedictinos y monjas, sino también otros, los obligan a seguir un arreglo del Salterio por lo cual todos los salmos se recitan en el curso de una semana sola, en parte a través de una extensión del Office de Lecturas, y manteniendo la Hora del Principal.

Desarrollo histórico

Judaísmo y la iglesia temprana

Como se nota encima, las horas canónicas provinieron del rezo judío. Durante el Exilio babilonio, cuando el Templo ya no estaba en el uso, las primeras sinagogas se establecieron, y los servicios (a horas fijas del día) de lecturas de Torah, salmos, y los himnos comenzaron a evolucionar. Este "sacrificio de la alabanza" comenzó a substituirse por los sacrificios de animales.

A la hora del Imperio Romano, los judíos (y finalmente cristianos tempranos) comenzaron a seguir el sistema romano de conducir la jornada laboral en la programación de sus tiempos para el rezo. En ciudades romanas, la campana en el foro tocó el principio de la jornada laboral aproximadamente a las seis de la mañana (Principal, la "primera hora"), notó el progreso del día golpeando otra vez aproximadamente a las nueve de la mañana (Terce, la "tercera hora"), dobló para la ruptura del almuerzo en el mediodía (Sext, la "sexta hora"), llamó a la gente para trabajar otra vez aproximadamente a las tres de la tarde (Ninguno, la "novena hora"), y tocó el final de la jornada laboral aproximadamente a las seis de la tarde (el tiempo para el rezo de la tarde).

El primer milagro atribuido a los Apóstoles, la curación del hombre tullido en los pasos del templo, ocurrió porque Peter y John fueron al Templo para rezar . Esto era a la "novena hora" del rezo (a eso de las 15:00), el tiempo en el cual el sacrificio "de la tarde" se celebró en el Templo en el Nuevo Testamento [Segundo Templo] período. Uno de los momentos decisivos de la iglesia temprana, la decisión de incluir a Gentiles entre la comunidad de creyentes, provino de una visión que Peter tenía rezando en el mediodía . Esto era a la "sexta hora," el tiempo de los rezos de Mussaf se asoció con sacrificios adicionales en el Templo durante días especiales.

Como el cristianismo comenzó a separarse del Judaísmo, la práctica de rezo en tiempos fijos siguió. Se conocía que la iglesia temprana rezaba los Salmos , que ha permanecido una parte de las horas canónicas y todo el rezo cristiano desde entonces. Por 60 d. C., Didache, el manual litúrgico conocido más viejo para cristianos, recomendó a discípulos rezar el Rezo del Señor tres veces por día; esta práctica encontró su camino en las horas canónicas también. Pliny el Más joven (63 - ca. 113), quien no era un propio cristiano, menciona no tiempos sólo fijados del rezo por creyentes, sino también específico services—other que el Eucharist—assigned a aquellos tiempos: “se encontraron durante un día indicado antes de que fuera ligero, y se dirigiera a una forma de rezo a Cristo, en cuanto a una divinidad... después de la cual era su costumbre para separar, y volver a montar luego, comer en común una comida inocua..”

Antes de los segundos y terceros siglos, tales Padres de la Iglesia como Clementes de Alejandría, Origen, y Tertullian escribieron de la práctica del Rezo de Mañana y de la Tarde, y de los rezos en terce, sext, y ninguno. Los rezos se podrían rezar individualmente o en grupos. Antes del tercer siglo, los Padres del Desierto (los monjes más tempranos), comenzó a vivir la orden de San Pablo de "rezar sin cesar" teniendo un grupo de monjes reza un rezo de la hora fija mientras tener otro grupo reza el siguiente rezo.

Edad media

Como el formato del rezo de la hora fija no roto desarrollado en las comunidades monásticas cristianas en los rezos del Este y de Oeste, más largos pronto creció, pero el ciclo de rezo se hizo la norma en la vida cotidiana en monasterios. Antes del cuarto siglo, las características de las horas canónicas más o menos tomaron su forma presente. Para clérigos (no monásticos) seculares y legos, los rezos de la hora fija eran por necesidad mucho más cortos. En muchas iglesias y basílicas proveídas de personal por monjes, la forma de los rezos de la hora fija era un híbrido de la práctica secular y monástica.

En el Este, el desarrollo de Divine Services cambió del área alrededor de Jerusalén a Constantinople. In particular, St. Theodore Studite (ca. 758 - ca. 826) combinó varias influencias del ritual del tribunal Bizantino con prácticas monásticas comunes en Asia Menor y añadió además varios himnos formados solo y su hermano Joseph (ver Typicon para más detalles).

En el Oeste, San Benito en su Gobierno famoso modeló sus pautas para los rezos de la aduana de las basílicas de Roma. Era él que expuso el concepto en el rezo cristiano del inseparability de la vida espiritual de la vida física. Se conocía que San Benito ha dicho "el Orare est laborare, laborare est orare" ("Rezar debe trabajar, trabajar debe rezar"). Así, los rezos de la hora fija vinieron para conocerse como el "Office Divino" (oficina que viene de la palabra latina para el trabajo). Los benedictinos comenzaron a llamar los rezos la Obra Dei o "El trabajo de Dios."

Como el Office Divino se puso más importante en la vida de la iglesia, los rituales se hicieron más complicados. Pronto, el rezo del Office comenzó a requerir que varios libros, como un salterio para los salmos, un leccionario encuentren la Escritura asignada que lee para el día, una Biblia proclamando la lectura, un cantoral para el canto, etc. Como las parroquias crecieron en la Edad media lejos de catedrales y basílicas, un modo más conciso de arreglar las horas fue necesario. De este modo, una especie de lista se desarrolló llamó el Breviario, que dio el formato de la oficina diaria y los textos para usarse. La extensión de breviarios finalmente alcanzó Roma, donde el Papa Innocent III amplió su uso a Roman Curia. Los franciscanos buscaron un breviario de un volumen para sus frailes para usar durante viajes, por tanto el pedido adoptó Breviarium Curiae, pero substitución del Salterio Gallican para Roman. Los franciscanos gradualmente extienden este breviario en todas partes de Europa. El Papa Nicholas III adoptaría entonces el breviario franciscano de uso común para ser el breviario usado en Roma. Antes del 14to siglo, el breviario contuvo el texto entero de las horas canónicas.

Rito romano desde el Consejo de Trent

Revisión por el Papa Pius V

El Consejo de Trent, en su sesión final el 4 de diciembre de 1563 confió la reforma del breviario a de entonces Papa, Pius IV. El 9 de julio de 1568, el Papa (Santo) Pius V, el sucesor con Pius IV que cerró el Consejo de Trent, promulgó una edición, conocida como el Breviario romano, con su Constitución Apostólica Quod un nobis, imponiéndolo del mismo modo en que, dos años más tarde, impuso su Misal romano y lengua de utilización muy similar a esto en el toro Quo primum con el cual promulgó el Misal, en cuanto a; por ejemplo, la fuerza perpetua de sus provisiones, la obligación de usar el texto promulgado en todos los sitios y la prohibición total de añadir u omitir algo, declarando de hecho:" Nadie quienquiera se permite cambiar esta carta o sin hacer caso aventurar a ir al contrario de este aviso de Nuestro permiso, estatuto, ordenanza, orden, precepto, subvención, indult declaración, decretará y prohibición. Si cualquiera, sin embargo, supone para realizar tal acto, debería saber que incurrirá en la ira de Dios Omnipotente y de los Apóstoles Benditos Peter y Paul."

Revisión adicional antes del Segundo Consejo de Vaticano

Los Papas posteriores cambiaron el Breviario romano del Papa Pius V. El Papa Clement VIII instituyó cambios obligatorios el 10 de mayo de 1602, 34 años después de la revisión de Pius V. El Papa Urban VIII hizo cambios adicionales, incluso "una modificación profunda en el carácter de algunos himnos. Aunque algunos de ellos sin la duda adelantaran en el estilo literario, sin embargo, a la pena de muchos, también perdieron algo de su viejo encanto de simplicidad y fervor."

El Papa Pius XII permitió el uso de una nueva traducción de los Salmos del hebreo y estableció una comisión especial para estudiar una revisión general, acerca de la cual consultaron a todos los obispos católicos en 1955. Su sucesor, el Papa John XXIII, puso en práctica estas revisiones en 1960.

Revisión después de Segundo Consejo de Vaticano

Ediciones típicas latinas

Después de Segundo Consejo de Vaticano, el Rito latino de la Iglesia Católica, esperando restaurar su carácter como el rezo de la iglesia entera, revisó el libro litúrgico para la celebración del Office Divino y lo publicó según el título "Liturgia de las Horas".

El propio Consejo abolió la oficina de Principal, y previó una manera de distribuir los salmos por el período de más de 1 semana. En la revisión sucesiva, el carácter de Maitines se cambió a un Office de Lecturas de modo que se pudiera usar en cualquier momento del día como una oficina de lecturas Bíblicas y hagiographical. Además, el período durante el cual el Salterio entero se recita se ha ampliado a partir de una semana a cuatro. Los himnos latinos del Office romano estaban en muchos casos devueltos a la forma preurbana, aunque varios de ellos se acortaran.

Esta nueva "Liturgia de las Horas" (Liturgia Horarum en latín) es publicada por el Vaticano en cuatro volúmenes, arreglados según las temporadas litúrgicas del año de la iglesia.

Los libros litúrgicos corrientes para la celebración de la Liturgia de las Horas en latín son aquellos del editio typica altera (segunda edición típica) promulgado en 1985 y reeditado, por la Empresa editora de Vaticano - Libreria Editrice Vaticana, en 2000 y 2003.

Recientemente en 2010, Mediooeste Foro Teológico también recibió la aprobación de Vaticano de publicar Liturgia Horarum, editio typica altera, pero completo en seis volúmenes:

Aunque la mayor parte de sacerdotes y otros clérigo en el Rito latino usen hoy día la nueva Liturgia de las Horas, muchos otros (como aquellos en la Fraternidad Sacerdotal de Saint Peter o institutos religiosos similares) han seguido usando el Breviario tradicional, del cual la última edición es la que publicada por John XXIII Bendito, habiendo recibido la administración especial de la Santa Sede para hacer así. La divulgación del motu proprio Summorum Pontificum en 2007 restauró el derecho a cada clérigo del Rito latino de seguir usando la forma tradicional del Breviario en vez del post-Vaticano II Liturgia de las Horas, y como tal, cada sacerdote del católico del Rito latino puede realizar su obligación canónica de rezar el Office Divino usando exclusivamente el Breviario romano tradicional, sin alguna otra autorización. Una edición paralela inglesa/Latina del pre-Vaticano II oficina, preparada por la Prensa de Baronius, es debida en el agosto de 2011.

Traducciones inglesas oficiales

Tres traducciones inglesas están en el uso.

El Office Divino (non-ICEL traducción)

El Office Divino fue producido por una comisión establecida por las Conferencias episcopales de Australia, Inglaterra y País de Gales, Irlanda y Escocia. Primero publicado en 1974 por HarperCollins, esta edición es la edición inglesa oficial para el uso en las diócesis de los susodichos países así como muchas otras diócesis alrededor del mundo, sobre todo en países asiáticos y africanos. Se arregla en tres volúmenes:

Los salmos se toman (con adaptaciones leves) de los Salmos del Grial de 1963, mientras las lecturas de la Escritura y los cánticos del no evangelio se toman de varias versiones de la Biblia, incluso la Versión Estándar Revisada, la Biblia de Jerusalén, la Biblia de Buenas noticias, la Nueva Biblia inglesa y la Traducción de Ronald Knox de la Vulgata. De manera interesante, algunos cánticos tomados de la Versión Estándar Revisada se enmendaron ligeramente para conformarse el texto inglés con la Vulgata en El Office Divino. Las intercesiones, concluyendo rezos, antífonas, respuestas cortas, responsories, segundas lecturas en el Office de Lecturas, Te Deum y Glory ser al Padre son todas las traducciones aprobadas por las Conferencias episcopales mencionadas y confirmadas por la Santa Sede en el diciembre de 1973. Los cánticos del Evangelio (Benedictus, Magníficat, Nunc Dimittis) son de la Traducción del Grial de 1963, pero un apéndice al final de libro da las versiones ELLC de los cánticos del Evangelio como alternativas.

Collins también publica ediciones más cortas del Office Divino:

Entre 2005 y 2006, Collins republicó El Office Divino y sus varias ediciones más cortas con una nueva tapa y revisó el Calendario de los Banquetes Movibles.

Además de estas ediciones más cortas del Office Divino, solía haber Un Rezo más Corto Durante el Día comprendiendo el Salterio para el Medio de Horas también publicadas por Collins. El año de la reimpresión conocido pasado es 1986, pero esta edición es agotada ahora.

Liturgia de las Horas (traducción de ICEL)

La Liturgia de las Horas, producidas por la Comisión Internacional de inglés en la Liturgia (ICEL), fue publicada primero en 1975 por la Casa editorial católica en los EE. UU. Esta edición es la edición inglesa oficial para el uso en los EE. UU, Canadá y algunas otras diócesis de habla inglesa. Está en cuatro volúmenes, un arreglo idéntico a la edición típica latina original.

Los salmos se toman (ligeramente adaptado) de los Salmos del Grial de 1963, mientras las lecturas de la Escritura y los cánticos del no evangelio se toman de la Nueva Biblia americana. Los rezos y las intercesiones son traducidos por la Comisión Internacional de inglés en la Liturgia (ICEL). Las versiones ELLC se usan para artículos como los cánticos del Evangelio. Un rasgo adicional es rezos del salmo, que eran las composiciones originales del ICEL, atadas a los salmos.

Las ediciones más cortas de la Liturgia de las Horas también están disponibles de varios editores: Rezo cristiano (Hijas de San Pablo y Casa editorial católica) Rezo cristiano más Corto y Rezo de Día (Casa editorial católica sólo). En 2007, las Publicaciones de Formación de la Liturgia soltaron el Salterio Mundelein, conteniendo Mañana, Rezos de la Tarde y de Noche y el Office para los Muertos, con la traducción del Grial de 1963 del juego de Salmos al cántico especialmente tranquilo, y con himnos traducidos de los himnos de Liturgia Horarum latino.

El Office Divino y la Liturgia de las ediciones de Horas están ambos basados en el latín 1971 editio typica.

Liturgia de las Horas (traducción de ICEL/African)

En 2009, con motivo del Sínodo de Obispos africanos en Roma, la Iglesia Católica en África publicó una nueva edición inglesa de la Liturgia de las Horas basadas en Liturgia Horarum, editio typica altera. Las antífonas y las oraciones en esta edición se toman de la traducción de 1975 del ICEL de la Liturgia de las Horas, con traducciones independientes para las oficinas para los nuevos santos añadió al Calendario romano General así como las antífonas del Magníficat y Benedictus para el ciclo de 3 años los domingos añadido en Liturgia Horarum, editio typica altera. Los Salmos se toman del Salterio del Grial Revisado con el resto de los textos bíblicos tomados de la Nueva Biblia americana. Hasta ahora, esto es la única edición inglesa oficial del Office que está basado en Liturgia Horarum, editio typica altera.

Véase también

Enlaces externos

Artículos

Audio

Textos de las horas litúrgicas

Guías



Buscar