Francesca da Rimini (Tchaikovsky)

El poema sinfónico de Pyotr Ilyich Tchaikovsky Francesca da Rimini: Fantasía Sinfónica después de Dante, Op. 32, se formó en menos de tres semanas durante su visita a Beirut en el otoño 1876. Se dedica a su amigo y el ex-alumno Sergei Taneyev.

En esta fantasía, Tchaikovsky presenta una interpretación sinfónica del cuento trágico de Francesca da Rimini, una belleza que se inmortalizó en la Comedia Divina de Dante. En quinto canto del Infierno, Dante el narrador encuentra la sombra de Francesca da Rimini, una noble que se cayó enamorada del hermano de su marido feo. Después de que los amantes se descubrieron y matados en la venganza por el marido, se condenaron al diablo por sus pasiones adúlteras. En su condenación, los amantes se atrapan juntos en una tormenta violenta, hecha girar a través del aire alrededor del segundo círculo del Infierno, para tocar nunca la tierra otra vez. Son atormentados sobre todo por la memoria inextirpable de las alegrías y los placeres de los abrazos que compartieron en la vida.

En la escritura de Francesca da Rimini, Tchaikovsky expresó una identificación conmovedora con la protagonista y su destino trágico, una compasión que también dramáticamente se evocó en su ballet Lago de los cisnes y Romeo y Juliet Fantasy-Overture.

Este poema sinfónico, quizás más que ninguno otros de los trabajos de Tchaikovsky, muestra la influencia posible de Franz Liszt, tanto musicalmente como en términos de materia y Richard Wagner, cuyos dramas de la música Tchaikovsky había viajado a Beirut para examinar. Liszt con frecuencia elegía sujetos de un gótico, naturaleza diabólica: Totentanz (1849), Sonata Après une sermonean a de Dante (1856), y Sinfonía de Dante (1857) son ejemplos. El uso de Tchaikovsky de arremolinarse chromaticism en la pintura de los vientos del segundo círculo del Infierno también se parece a Liszt. En cuanto a Wagner, mientras Tchaikovsky generalmente no sentía cariño por su trabajo, libremente reconoció su influencia en Francesca a Taneyev.

La pieza tiene una duración de aproximadamente 25 minutos.

Instrumentación

La música es el resultado para 3 flautas (tercer flautín que se dobla), 2 oboes, cuerno inglés, 2 clarinetes en A, 2 fagotes, 4 cuernos, 2 cucuruchos en A, 2 trompetas en E, 3 trombones, tuba, timbales, tambor bajo, platillos, tam tam, arpa y cuerdas.

Grabaciones notables

Referencias en otros contextos

Medios

Enlaces externos



Buscar